Fastracktorefocus

Formas de autoboicot en tu negocio

Formas de autoboicot en tu negocio de desarrollo personal

 

Probablemente lleves ya un tiempo dedicándote al desarrollo personal y te has dado cuenta de que tienes la experiencia, tienes la formación, los clientes con los que has trabajado están muy contentos con lo que haces, y además tienes muchísimas ganas de ayudar a otras personas.

 

Pero, sin embargo, hay cosas que no terminan de salir.

 

Hoy quiero contarte cuáles son esas formas de autoboicot que hacemos todos en el negocio, y especialmente en el mundo de la psicología, la terapia y el desarrollo personal, que te impiden avanzar en tu proyecto.

 

Y vas a descubrir que la mayoría de ellos empiezan en ti. Vamos a verlos.

 

Autoboicot #1: te estás vendiendo por tu título
1.1 Definirte por una única escuela o técnica te limita

 

Autoboicot #2: no te especializas y por lo tanto no te posicionas

 

Autoboicot #3: no cuentas lo que haces y por eso te vuelves responsable de tu propia invisibilidad

 

Autoboicot #4: no te atreves a vender

 

Autoboicot #5: has creado un negocio que te esclaviza

 

#1: te estás vendiendo por tu título

 

Un título ni te define, ni te diferencia.

 

Siempre estás hablando de que hay mucha competencia en el mundo del desarrollo personal y de que te quieres diferenciar, y sin embargo te presentas a través de un título.

 

Ese mismo título con el que te defines lo tienen miles de psicólogos/terapeutas/coaches.

 

Tu formación define más bien el alcance del trabajo que puedes llegar a hacer (tipos de problemas a tratar, profundidad con la que se trata…). Pero no es suficiente para que alguien te elija a ti frente al resto.

 

Tus clientes además no tienen por qué conocer las técnicas que estas ofreciendo y pueden tener una idea errónea de cómo les puedes ayudar. Seguramente tengan una idea preconcebida de la imagen de un psicólogo que te tumba en un diván y desde luego muy pocos saben exactamente qué es, por ejemplo, la terapia Gestalt.

 

Así que no des nada por supuesto y ayuda a tus clientes a saber cómo y con qué problemas les vas a ayudar, en términos sencillos y poniéndote en su lugar.

 

Definirte por una única escuela o técnica te limita

 

El segundo autoboicot importante aquí es que si construyes tu marca en base al título que tienes, lo estás construyendo sobre un pilar que no sabes cuándo se va a caer.

 

Porque ahora mismo puede ser que esté muy en auge el coaching o el mindfulness, pero dentro de unos años no sabes si esa terapia pasará de moda y aparecerán otro tipo de terapias. Y cuando eso pase, corres el riesgo de que tú también pases de moda.

 

Es más, puede que incluso esto te provoque en algún momento una crisis de identidad. Imagina que descubres una nueva técnica y quieres ofrecérsela a tus clientes, ¿cómo cambias ahora todo el marketing de tu marca?

 

Así que ahí va mi primer consejo: defínete por lo que puedes hacer por las personas, no por tus técnicas Procura que la gente te identifique por los problemas que tú les ayudas a resolver y no por la técnica o método que utilices en cada momento.

 

Así que si te apetece repite conmigo este mantra:

 

“No soy mi título, soy mucho más”

 

Autoboicot #2: no te especializas y por lo tanto no te posicionas

 

¿Sabes cuál es tu posicionamiento en el mercado?

 

Tu posicionamiento en el mercado de la psicología y el desarrollo personal es cómo te perciben los demás. Es lo que dicen de ti cuando te vas de la habitación.

 

Por ejemplo, de mí suelen decir: “esta es Nieves, la que ayuda con liderazgo y emprendimiento”. Ya está, fácil y sencillo.

 

¿Qué dicen de ti?

 

Si intentas ser el terapeuta para todo o el profesional que trata todos los problemas estarás cayendo en un autoboicot porque no sabrán con qué identificarte y será muy difícil que te recuerden o puedan recurrir a ti cuando tengan que resolver un problema concreto.

 

El posicionamiento es simplemente con aquello que te van a identificar, aquello por lo que van a iniciar el contacto contigo.

 

Esto no significa que de puertas para dentro de la consulta tú no puedas utilizar todas aquellas técnicas que conoces y sabes que son adecuadas para el tratamiento.

 

En mi caso, aunque me posiciono en el marketing, también trabajo con mis clientes en temas de productividad, mindset o cuestiones más técnicas como herramientas online. Pero siempre con el objetivo de ayudar a mis clientes con su marketing.  Este es el foco. Hacer que te identifiquen con algo, que sepan recordarte.

 

De esta forma se podrán acordar de ti cuando les surja la necesidad o cuando se encuentren a alguien que tiene un problema que tú solucionas.

 

Porque si sólo eres uno más, si no te identifican con una necesidad, ¿por qué te iban a recomendar a ti con respecto al resto de profesionales que probablemente conocen?

 

No sabrán cuando recomendarte ni sabrán cuándo debes llegar a su memoria.

 

Así que mi consejo en este punto es que escribas en una frase cómo quieres que te reconozcan los demás.

 

Coge papel y boli y escribe esa frase de cómo te gustaría que te recordaran cuando alguien se fuera de la habitación.

 

Por ejemplo, Paula es la coach nutricional que trabaja con mamás estresadas que tienen poco tiempo para cuidarse. Algo sencillo y muy fácil de recordar.

 

Trabajemos sobre eso, y recuerda, si estás tomando decisiones,  lo estás haciendo bien. La estrategia también implica renuncia.

 

Autoboicot #3: no cuentas lo que haces y por eso te vuelves responsable de tu propia invisibilidad

 

Dime la verdad: en realidad ni siquiera tu entorno más cercano tiene muy claro a qué te dedicas.

 

Hace tiempo, trabajando con una clienta que se estaba reinventando como terapeuta, se dio cuenta de que la gente ni siquiera sabía a qué se dedicaba anteriormente.  Su entorno la identificaba como profesora de inglés porque era lo único que ponía en redes sociales, ese era su posicionamiento. Y sin embargo para ella era una actividad esporádica.

 

Así que lo que vamos a hacer es activar a tu entorno para que sepan a qué te dedicas. Si las personas que te rodean no saben decir exactamente a qué te dedicas, a quién puedes ayudar, estarás perdiendo muchísimas oportunidades de recomendaciones potenciales que puedes tener.

 

El primer paso aquí es elegir una buena especialización y utilizar canales de máximo alcance como las redes sociales, blog o publicidad online para darte a conocer.

 

Y si no te gustan las herramientas online o no tienes una web ahora, haz contactos como toda la vida, toma café con gente, o haz una estrategia de boca oreja, pero el caso es activar. Con esto vas a conseguir atraer a un buen número de clientes potenciales porque van a entender claramente lo que haces y vas a activar ese sistema de visibilidad de tu negocio.

 

Te animo a que te propongas cada semana que haya al menos 10 personas que se enteren de lo que estás haciendo.

 

Eso es un activo que estás creando. Y los resultados vendrán.

 

Si tú vas consiguiendo que cada semana haya un número de personas que se van enterando de lo que haces, a través del canal que sea, al final acabarán llegando clientes. Activa un sistema de referencias para alimentar tu propio negocio.

 

Autoboicot #4: no te atreves a vender

 

¿Tú también te sientes incómodo vendiendo, no te sabes vender o sientes que vas a molestar? Puede que sientas el famoso síndrome del impostor.

 

Tienes dudas y te preguntas: «¿quién soy yo para llamarme experto en desarrollo personal o para pedir dinero por estos servicios si yo todavía tengo muchas cosas pendientes?»

 

Vender no es malo, vender es poner tu ayuda profesional a disposición de otras personas, así que no te debes sentir incómodo por eso.

 

Tú tienes, por las experiencias que has pasado, por las formaciones y las herramientas que conoces, la capacidad de ayudar a muchísima gente a superar problemas y a llevar a cabo un cambio en sus vidas.

 

Y claro que siempre te van a quedar cosas por aprender. A ti y a todos. Somos personas y estamos hablando de desarrollo personal.

 

Pero eso es algo que vas a trabajar a lo largo de toda tu vida. Ahora mismo, con todo lo que tú ya sabes puedes ayudar al 80 o 90% de la población que existe en el planeta. No deseches esa oportunidad.

 

Así que te aconsejo que te tomes el proceso de venta como un ejercicio de desarrollo personal.

 

Sentirás el miedo al rechazo y el miedo al fracaso. Y en este punto tienes dos opciones: evitarlo o afrontarlo. Si lo afrontas, vas a poder crecer no sólo a nivel profesional sino a nivel personal. Por eso te animo a que sea para ti un reto que tienes que superar.

 

Te propongo estos ejercicios para mejorar tu actividad de venta:

 

Recuerda a tu entorno de vez en cuando los servicios que ofreces.
Ofrece a tu lista de clientes un servicio de continuación o algún tipo de producto que estés trabajando.
Envía una campaña a tu lista de suscriptores y cuéntales lo que haces.

 

Y si te entran dudas repite esto en tu cabeza: «Vender es honesto, vender es ofrecer mi ayuda profesional a todo aquel al que le puede hacer bien.”

Autoboicot #5: has creado un negocio que te esclaviza

 

Puede que tu problema no sea que no te llegan clientes, sino que estás trabajando mil horas.

 

No te puedes imaginar estar un mes sin cobrar, y claro, en ese estado no te puedes plantear irte vacaciones o ponerte malo. Y no es que te sobren horas al día o que necesites más clientes, porque no los podrías atender.

 

Si este es tu caso y estás en este punto, mi consejo es que revises a fondo tu negocio para hacerlo rentable. Eso pasa por reestructurar muchas cosas, empezando por tu mentalidad e introduciendo pequeños cambios con los que puedes notar una gran diferencia.

 

Haz un pequeño análisis del estado de tu negocio y pregúntate:

 

  • ¿Cómo es tu cliente? Puede que no estés vendiendo al cliente adecuado, a lo mejor lo que tienes en tu entorno son clientes tóxicos que te piden mucho y luego pagan poco o nada.
  • ¿Qué precios has puesto a tus servicios? Igual resulta que el precio que has puesto es insignificante para el valor que estás dando con lo cual acabas agotado de energía y tampoco te está compensando económicamente.
  • ¿Cuánto tiempo le dedicas? A lo mejor también es el momento de plantearte si hay algunos servicios que puedes hacer online para ganar mucha más flexibilidad con un menor coste, ahorrando dinero y energía. O también puedes trabajar en grupo porque en la misma hora de tiempo puedes atender a mucha más gente y generar muchos más ingresos.
  • ¿Tienes productos escalables? Estos productos te van a generar ingresos y no requieren una mayor dedicación de tiempo. Te estoy hablando, por ejemplo, de crear cursos digitales, talleres grupales, ebooks y otros materiales que tú puedes vender a través de internet directamente a tu comunidad.

Por último, coge un papel y responde a esta pregunta: ¿cuáles serían los cambios que harías en tu negocio si tuvieras la seguridad de que todo va a salir bien?

 

Vas a tener muchísimas ideas de las cosas que puedes cambiar. Empieza por ahí.

 

Reflexión final

 

Estos son los cinco puntos con forma de autoboicot más habituales que me encuentro entre mis clientes.

 

Intento no hablar de errores porque en realidad yo no creo en los errores, yo creo que todos tomamos la decisión correcta con la información que tenemos en ese momento o por lo menos lo intentamos.

 

Por eso mi intención es poner a tu disposición más información para que puedas hacer esos pequeños cambios que realmente te ayudan a avanzar en tu proyecto para ayudar a muchísima más gente.

 

Después de leer este artículo me gustaría que te quedaras con esta conclusión: la mayoría de los bloqueos que tienes en tu negocio se pueden solucionar pensando en la estrategia, tomando decisiones y pasando a la acción.

 

Todo pequeño cambio es importante.

 

Ahora que has llegado hasta aquí te animo a que me cuentes contestando a este correo con qué autoboicot te has sentido más identificado y si hay alguno que no he nombrado y que a ti te bloquea.

 

Y por supuesto, te invito a que asegures tu ASIENTO VIP en el MASTERCLASS ´CONVIÉRTETE EN UN IMÁN PARA TUS CLIENTES´ del día 25 de mayo a las 19.00 hrs Madrid donde te voy a explicar las CLAVES para que te conviertas en un IMÁN y evites estos autoboicots.

>>>>>>>>https://bit.ly/IMANCLIENTES

 

Gracias por tomarte el tiempo de leer este blog

 

Todo lo mejor

 

Nieves

 

Coach y Mentora de Líderes y Emprendedores en busca de Resultados en Equilibrio y Plenitud|Máster en PNL y Mindfulness |Formadora|Conferenciante | Autora|Poscaster

www.nievesrodriguezmentora.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.